Miradas

Las palabras hieren y enredan hasta las mejores intenciones. Por eso soy un devoto de las miradas, porque estas nunca podrán ocultar la verdad que el verbo siempre podrá disfrazar, son siempre sinceras.

Las miradas no disimulan lo que sienten. Mientras tanto yo me dedico a imaginarlas. Somos como las estrellas… porque esa estrella hoy está aquí, mañana no sé si será la misma. Así como tú que hoy estás aquí sentada leyéndome, ¿mañana quién vendrá por mí?

La noche siempre fue nuestra, aunque no la tuviéramos. Me la paso pensando en lo que será de nosotros mañana…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s