Mi no extensa lista de propósitos para el 2015

De vuelta a las madrugadas reflexivas a las que suelo someter mis planes, me planteé tratar de analizar lo que fue este año que casi termina y todos esos objetivos que espero poder alcanzar en el que lo sucederá. Es habitual que en este último mes del año siempre llegue a la misma etapa retrospectiva en la que analizo las razones de los fracasos, desaciertos y pérdidas para prometerme que en la temporada que se aproxima, todo será diferente, aunque una vez más todo se haya quedado en planes.

Justo en esta línea pienso que el pasado sólo sirve de enseñanza, para tomar todas esas malas experiencias y transformarlas en triunfos. Si hay un propósito que realmente me motiva a iniciar este 2015 que ya pronto llega, es justamente ese, aprender de mis errores y usarlos como trampolín para llevar a cabo grandes cosas; mi principal objetivo es construir a partir de las ruinas que dejé tras este 2014, que aunque me dejó algunas cosas positivas, para nada podría llegar a catalogarse como un período de éxito rotundo.

Ahora bien, empezar el año con nuevas metas es cargar con la responsabilidad de comprometerse a trazar los planos, levantar bloque por bloque ese proyecto de vida hacia el que pretendo encaminar todos mis propósitos, razón por la cual he decidido cimentar las bases de las decisiones que definirán este 2015.

Para empezar, ningún proyecto de vida llega a buen puerto si no se tiene un horizonte financiero, lo que me lleva a replantear el orden que mi existencia ha tenido en ese aspecto últimamente. Para ser sincero, tendría que hablar concretamente del desorden de mis determinaciones financieras, pues la realidad fue que una mala decisión me llevó a la siguiente y finalmente todo terminó por convertirse en caos. La primera medida para este nuevo año, sin duda alguna,  tiene que ser organizar un presupuesto personal que me permita encaminar mis metas y alcanzar la esperada independencia económica.

Como segundo propósito, reanudar mi carrera, sin duda alguna. Hace poco más de un año debí regresar a mi ciudad natal y tuve que suspender mis estudios, y aunque sabía que sería algo temporal, creo que el período que inicialmente tracé en 6 meses (un semestre), se extendió mucho más de lo que esperaba. El plan en este aspecto será regresar próximamente a la capital, establecerme y alcanzar este objetivo, retomar todo justo donde lo dejé y organizar todos y cada uno de los asuntos que dejé pendientes.

objetivos

En tercer lugar, me siento motivado respecto a algunos planes de emprendimiento en los que he venido trabajando en silencio últimamente. En este sentido, la idea es terminar de escribir el proyecto y finalmente llevarlo a cabo. No sería la primera vez que me arriesgo a emprender, pero a pesar de que en las anteriores ocasiones no me fue muy bien, aún siento deseos de volver a arriesgarme con las ideas que eventualmente me llegan a la cabeza. Ya veremos con qué sorprendo a este 2015.

Quizá ya por último, y no menos importante, los planes de inversión. Por mi cabeza resuena constantemente la idea de alcanzar la independencia económica, de obtener ingresos adicionales a la labor en la que me desempeñe en el momento y de esta forma poder solventar más fácilmente las eventualidades que se presenten en el presupuesto que mencioné un par de párrafos más arriba. Ya hay algunas propuestas que me llaman la atención, sin embargo pienso que el primer paso será recurrir a personas que manejen mejor estos temas para solicitarles su asesoría y poner en marcha algún proyecto que cumpla las expectativas que tengo con esta idea.

Los mencionados son mis propósitos principales, sin embargo hay algunos cuantos planes secundarios que trazo año tras año y en gran medida no logro ejecutar, ya sea por pereza, imposibilidad, inconstancia o incapacidad. De esta forma termino fijándome objetivos como adaptarme a una rutina de ejercicios que eventualmente llevo a cabo, me prometo ejercer la labor de la escritura constante y que a la final se queda en una decena de posts en un blog que nadie lee, anexo a mi cronograma la lectura de 10 libros que finalmente se reducen a sólo un par y otro montón de proyectos e ideas que se quedan en simples intenciones. De cualquier forma, aún tengo tiempo para cambiar todos estos planes que se han quedado a mitad de camino, por lo que estoy planteándome la necesidad de escribir mis resoluciones para este nuevo año. No sé, quizá esa sea mi próxima publicación en este espacio, ya lo veremos.

Por ahora y no siendo más, me voy a cumplir con los planes para este año que está a punto de comenzar. ¡Feliz y próspero año nuevo!

P.D: Mi correctora de estilo pide que en esta instancia les envíe besos a mis lectores mientras les bailo ‘Call Me Maybe‘ en bóxers, pero pueden tener la completa seguridad de que eso no va a suceder nunca.

Anuncios

Un comentario en “Mi no extensa lista de propósitos para el 2015

  1. Pingback: 12 resoluciones para este nuevo año | AlterAlejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s