Sobre cómo tejer una campaña de expectativa navideña

A propósito de las festividades y de regalos, les voy a explicar lo que fue alguna de mis ocurrencias y cómo ser un verdadero ‘troll‘ navideño; creo que quienes me conocen saben que toda mi vida he sido exageradamente malo para dar regalos y que por lo general tiendo a preferir los detalles porque esos se implantan en la memoria. No acostumbro a desquitarme por los malos ratos que algunas personas me hacen pasar, pero más que eso, a veces se me ocurren ideas perversamente divertidas para impartir lecciones y garantizarme que las aprendan de por vida; si usted se llama Stephany, odia a morir su segundo nombre y su apellido proviene de lejanas tierras europeas, no me odie, lo que a continuación voy a relatar, fue una muestra genuina de mi más profundo aprecio y ese deseo de perpetuar un detalle por el resto de su vida.

Sigue leyendo